::: La Esencia del Enigma :::
La Esencia del Enigma
Hola, welcome Visitante!

Te invitamos a que formes parte de esta comunidad.
Siendo miembro tienes la posibilidad de:
- Acceder a informacion restringida.
- Abrir temas y participar de los debates.
- Realizar preguntas a los miembros.
- Descargar material en formato Pdf y Doc.
Entre muchas otras posibilidades
Solo debes hacer clic en "Registrarse" y rellenar los datos.

Anímate, Te Esperamos!!

::: La Esencia del Enigma :::

Habilidades Psíquicas y lo Paranormal
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Estamos en:
Canal La Esencia del Enigma

Vota por Nosotros

Votación en Hispatop.com

Comparte | 
 

 Elementales, Algunos Elementales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
osihlo
Mago Aprendiz
Mago Aprendiz
avatar

Mensajes : 70

MensajeTema: Elementales, Algunos Elementales   Jue Dic 11, 2014 2:30 am

Agua

ONDINAS. Agua Espíritu elemental del agua de carácter similar al de las sirenas. A la luz de la cábala, dice que "están poseídas de un espiritu maléfico que les hace atrae a sus victimas a las profundidades de las aguas". Son de una gran belleza. Ondinas (femenino), Wallanos (masculino). Aman el agua y se encuentran en sus profundidades, dirigen grupos de Minutes, que trabajan continuamente, guiando el agua por su cauce natural y hasta su salida al mar. Las ondinas viven en los lagos y en los ríos, bajo cuyas aguas danzan en el momento en que alguien se ahoga; su apariencia es de ninfas, y su aspecto es similar al humano: carne y hueso. Son los más estrechamente vinculados a los hombres, llegando incluso a unirse en matrimonio, y Paracelso explicaba que, cuando una ondina engendra un hijo malformado, éste tenía el aspecto de una Sirena; en cambio, si una ondina se unía a un gnomo, el hijo que nazca se convertiría en monje. Cabe destacar que estos, como todos los demás Elementales, no poseen alma, y sólo la conseguían si se casaban con un humano.


NEREIDAS o Hadas del Mar Nerenes (masculino), Ensines (femenino).
Son las que controlan las aguas del mar, sobre todo cuando hay tormentas, ya que sin su trabajo el efecto del agua en las costas sería devastador. Prestan gran ayuda al hombre, sobre todo en alta mar.
Miden alrededor de 5 cm. Permanecen l año en plano físico y 100 años en plano astral.
Trabajan en grupos y forman dentro de éstos, sub-grupos. Tienen ya un poco de conciencia y forman parejas. En las parejas de los elementales se intercambian poder.
Tienen su hábitat en el mar, son del género femenino, y están siempre en solitario, ya que no son sociables, ni siquiera entre su especie.
Son seres peligrosos y malévolos; poseen una belleza y una voz extraordinarias, con ellas atraen a los navegantes con el fin de procurarles algún padecimiento. Estando cerca de una de ellas, los hombre pierden la voz en el acto.
Se las suele representar con torso de mujer y el resto con forma de cola de pez; sus equivalentes masculinos son los Ictiocentauros o Tritones.

 
Ninfas
Tienen su morada en las aguas de manantial, del mar, de los bosques y de los montes; la mitología griega las clasifica de acuerdo a un contexto físico o geográfico: Celestiales o Uranianas, Terrestres, Acuáticas (divididas en Oceánidas y Nereidas), entre muchas otras categorías y sub-categorías. El elemento agua se caracteriza por el amor y las curaciones, por lo que todos los Elementales que le pertenecen, se hallan vinculados de manera inherente a estos atributos.

NAYADES Estas ninfas viven en las fuentes, estanques, lagos y ríos y son las protectoras de estos lugares. Son más hermosas que las Nereydas, aunque de menor estatura; les atraen especialmente los humanos, por lo que usualmente se encuentran espiándolos.
Poseen poderes sanativos y tienen un talento especial para el canto.

SIRENAS su canto provoca la locura, una de sus moradas es el Hades, pero también los hacen en las rocas de una isla, donde atraen a los navegantes con sus bellas voces para luego chuparles la sangre o devorarles. Por este motivo se las identificaban frecuentemente con las Arpías, especie de demonios griegos de género femenino y actividades vampíricas. En la Antigüedad eran conocidas tres sirenas: Leucosia, Ligea y Parténope, aunque su número varía de acuerdo a las referencias: También se habla de Agalsfema, Telxíope y Pisinoe; otras, Imeropa, Telés, Raedné, Molpé, etc. Estas ninfas son hermosas y de aspecto agradable, pero de temperamento malévolo; algunas tienen cabellos verdes como el mar, alas que no pueden utilizar, ya que no saben volar, y desde ciertas épocas no muy remotas han sido el símbolo de la voluptuosidad erótica.


Tritones:  En la tradición mágica europea hay una considerable diferencia entre los elementales del agua salada (habitantes de mares y océanos) y los del agua dulce (habitantes de ríos y lagos) tanto en el carácter como en el aspecto. En tanto los que habitan los lagos son hermosos, de apariencia joven y seductora, los marinos son serios, de piel arrugada, de rostro envejecido y lucen largos cabellos enmarañados. Solamente en aquellas regiones o países en los que la diferencia entre el mar y los ríos no es muy acusada (como en los Países Bajos, Noruega o Islandia, tierras de rias y fiordos), los elementales del agua adquieren muchas más semejanzas. Al contrario de las mujeres marinas, sus congéneres masculinos son menos abundantes (o eso parece) en cuanto a la cuestión demográfica, lo que tal vez explicaría que las ninfas y las sirenas estén en continua busca y captura de bellos mortales humanos para sus devaneos amorosos. Señores del océano, los tritones están profundamente arraigados en la tradición de marineros y amantes del mar. Muchos se han extasiado y han sido llevados a su perdición por tritones Oscuros, y las historias de las personas que son salvadas por delfines también son producto de este linaje.

Luminosos u Oscuros, todos los tritones son sumamente propensos a emociones fuertes. Suyo es el profundo misterio del océano, y la terrible furia de sus tormentas. Una vez encolerizado, un tritón es un enemigo terrible, ya que ellos guardarán rencor durante tiempos increíblemente largos.

Los tritones viven a lo largo de las costas rocosas de océanos y mares. Muy raramente abandonan el agua para aventurarse tierra adentro, pero de vez en cuando, uno abandonará su ambiente nativo y se unirá a la sociedad terrestre. Aquellos que se pierden a la banalidad en este momento son especialmente llorados por su linaje. Un tritón que muera o sucumba a la banalidad en tierra seca se reencarnará como un caminante de tierra que es un destino peor que la muerte para la mayoría de ellos.

Los tritones Luminosos prestan poca atención a la sociedad mortal, pero los oscuros sienten una alegría impía atrayendo a mortales a su muerte en el agua. Esto ha servido para dar una reputación bastante mala a este linaje en la cambiante sociedad humana.

Aparte de la corte, los tritones ven las maneras de los caminantes de tierra con diversión, pero raramente actúan recíprocamente en la política de los otros linajes.

 
Aire

SILFIDES o cefiros. Aire Ayuda en los planos mentales. Son las que controlan los vientos. Así como en el agua, hay canales invisibles para nosotros que corresponden a los vientos.
Cuando el aire se descontrola y produce una tempestad, causa estragos no sólo para el hombre sino también para las hadas que trabajaban. Esto se produce cuando elementales de baja frecuencia vibratoria atacan por sorpresa y logran derribar a las hadas que estaban dirigiendo al viento.
Son las más grandes en estatura.

Paracelso les llamaba Silvestres; al entrar en contacto con otros elementos ajenos al suyo, reaccionan con similitud a los humanos: Se ahogan en el agua, se asfixian en la tierra, se queman en el fuego. Su estatura es gigantesca, pero a menudo toman la forma de mariposas; sus hijos malformados son los Gigantes. Como pertenecen al elemento aire son seres muy inteligentes.

Las Hadas son los Elementales más evolucionados. Cuando se materializan en el mundo físico no lo hacen por mucho tiempo, pues las frecuencias densas del mismo las incomoda. Se dice que su labor es una de las más importantes en el plano físico, pues trabajan en la composición cromática, que es darle color a los elementos del plano físico. Ya hemos dicho en varios artículos que la materia es energía condensada y esa energía tiene color, sonido y vibración, que se diferencian en cada elemento.
La frecuencia vibratoria de las hadas es altísima, solo comparable a la de los ángeles.


Las Damas Blancas son más notables que las Verdes: Son más bellas (rubias, jóvenes, puras), de mirada tenue, vestidas de blanco o azul; suelen aparecer y desaparecer instantáneamente, y su morada es un misterio, aunque suelen verse cerca de castillos o en los árboles sagrados.

Instruyen a los humanos, son representadas por tres atributos: Bondad, virtud y belleza. No obstante, cuando algo las hace enojar, son terriblemente coléricas.

Las Fatas:   Son hadas de muy antaño y se consideran como una estirpe aristócrata. Se dice que son las que ponían a prueba a los hombres, por medio de disfraces. Así que si un viajero caminaba por el bosque y encontraba a una anciana cargada de leña que le pedía ayuda, él debía hacerlo porque seguramente se trataba de una Fata que quería ponerlo a prueba

 
Tierra

ELFOS Tierra. Los elementales de Tierra es el grupo mas numeroso y de mayor clasificación. Trabajan alejados del hombre, generalmente en los claros de los bosques o montañas. Guían en sus tareas a los congeneres de niveles inferiores. Generan circulos de poder y trabajan dentro de ellos. La belleza de sus cuerpos esta en funcion del poder adquirido a base de esfuerzo. Están alrededor de 500 años en plano físico; deciden cuándo volver, pero rara vez lo hacen antes de los 5000 años. Habitan las montañas, los lugares cercanos a los lagos y los bosques. Son amantes de la música y la danza, y poseen buenos sentimientos. La palabra parece provenir del inglés antiguo aelfen, ""; obedecen a un rey, y están diferenciados en distitntos tipos: Elfos altos, grises, silvestres y semielfos (producto de la unión humano-elfo). Generalmente son inmortales, o bien, viven miles de años; tienen apariencia delicada y armoniosa, orejas puntiagudas, piel clara, casi pálida, y ojos expresivos, son diestros y muy ágiles en sus movimientos. Su arma por excelencia es el arco; tienen una puntería contumaz, ayudados además por su infravisión. Las mujeres, llamadas Elfas, son excelentes combatientes y rebelan una fortaleza poco común; además, son muy bellas y elegantes.


Driadas
Elementales femeninos de los bosques, son las protectoras de los árboles, que tienen como morada.
Son muy bellas, y también muy solitarias, no son agresivas por naturaleza; su cuerpo posee distintas pigmentaciones, que le sirven para camuflarse en los bosques.
Hablan variados lenguajes, tanto de los animales y los seres del entorno, como de las plantas. Ejercen un control total sobre el árbol al cual estaban ligadas, rigiendo su crecimiento y floración.


Los Gnomos, trabajan el suelo y las raíces de los árboles dándoles poder. Hacen sus casas en los troncos de los árboles.. 


Los duendes: son los mas traviesos y conocidos por los humanos.
Estos espíritus de la tierra están en posesión de una cierta sabiduría, pero que difícilmente revelan a los hombres por la natural hostilidad que alimentan hacia ellos; conocen la ubicación de tesoros y minas, incitan al suicidio y pueden provocar enfermedades de la piel. Tienen influencia sobre los caracteres melancólicos, de modo que no serán dominados por personas alegres e irreflexivas. El elemento tierra tiene como características la relación con la noche y el Invierno, el color negro y verde oscuro. Se los conoce también como Pigmeos, viven en las montañas y están capacitados para atravesar las rocas, además, son los que provocan los terremotos; son seres de estatura muy baja y están hechos de materia luminosa, no obstante de ser muy feos, sus mujeres, llamadas Gnómidas, poseen una gran belleza. Su planeta es Marte y sus signos zodiacales, Tauro, Virgo y Capricornio.

 
Sátiros: Son parientes directos de los faunos, mitad humanos, mitad cabra. Simbolizan las maneras despreocupadas de la naturaleza. Los sátiros tienen el torso, la cabeza y los brazos de un hombre, y las piernas traseras de una cabra. La cabeza humana es adornada por dos cuernos agudos y llevan el pelo rizado. La piel del cuerpo superior se extiende de un marrón ligero hasta una piel rojiza. Los cuernos y los enganches son negros.
 Salvajes y apasionados, los sátiros satisfacen sus deseos con abandono. Estos duendes insisten en que la sabiduría se encuentra en la pasión. Si esto es cierto, entonces los sátiros son con mucho los más sabios de la Estirpe. Aunque el resto de sus parientes (faunos, dryads y korred) puede menospreciar sus maneras terrenales, antes o después vendrán a pedir consejo, algo de apoyo o un muy buen rato.
Los sátiros son bien conocidos por su falta de cortesía. Su resistencia también es legendaria. Sea en las fiestas, bebiendo o cargando en la batalla, los sátiros tienen unas ventajas físicas definitivas sobre sus parientes. Aunque no tan hermosos como los sidhe, nunca les faltan amantes. Afirman que se debe a su mentalidad abierta y actitud audaz, pero muchos duendes creen que el Don de Pan tiene bastante que ver en ello.

Dionisio, el dios del vino, representa al sátiro por excelencia. Pasaba todo el tiempo bebiendo, tocando la flauta y persiguiendo ninfas por el bosque. 

Sin embargo, la vida de un sátiro no es sólo deseo y rosas. La mayoría de los sátiros disfrutan de la soledad y el estudio. La amistad y el ejercicio intelectual también les sostiene. Son buenos confidentes y excelentes filósofos; así mismo, sus competiciones mentales pueden rivalizar con las de bebida. La poesía, el debate, la filosofía, la música... estas inquietudes más tranquilas les fascinan. Una vez que la contemplación se vuelve extremada, cambian de inmediato y están listos para experimentar de nuevo el otro lado de la vida. Al vivir sus vidas al límite, se embarcarán en otra infame juerga carnal. A menudo llevarán a sus compañeros intelectuales con ellos en un esfuerzo por ampliar sus horizontes.
Aunque son muy afables, los sátiros también pueden ser bastante exclusivistas. Sus bandas de linaje, llamadas tragos, son como grandes familias. Los amigos y amantes, compañeros de juegos y enemigos, pueden ir y venir, pero los tragos persisten. Si un sátiro muere o cae bajo la Banalidad, sus trago realiza un despertar épico con canciones sin fin y danzas frenéticas. Separar a una cabra de su trago es casi imposible. Sólo el peor de los crímenes podría llevarle al exilio.

Fuego

Salamandras
Guardianes del fuego, provocan incendios y sequías; están relacionadas con el hígado y con los órganos que conciernen a la nutrición. Protegen las pasiones ardientes, las iniciativas audaces y las empresas generosas; Las Salamandras, símbolo de cólera, dominan los temperamentos sanguíneos y no pueden ser evocadas y dominadas por quien tiene miedo del fuego.
Una de sus moradas es el monte Etna, allí se oyen sus gritos, su cuerpo es luminoso y ágil; conocen el pasado, el presente y el futuro. Su proximidad es peligrosa, ya que su cuerpo está formado por llamas.
Los hijos de estos Elementales se llaman Centellas, que son los que advierten a los hombre sobre cuándo va a producirse un incendio.
Según opiniones, las Salamandras femeninas son seres muy bellos, más que ningún otro ya que pertenecen a un elemento más puro. Sus planetas son el Sol y Júpiter, y sus signos zodiacales, Aries, Leo y Sagitario. El elemento fuego compatibiliza con los dos opuestos: La creación y la destrucción.

Las liminiades, son seres mágicos menos notables que las salamandras aunque poseen algunas características muy interesantes: carecen de cuerpo, son sólo una esfera de luz.

Los dragones alados son seres mágicos afines al fuego. Poseen la capacidad de elevarse y son muy temidos por todos los elementales. Sólo una salamandra puede hacerles frente.
Un dragón de buen humor también puede ser bondadoso, pero si se encuentra ofuscado los destrozos que pueden generar, lanzando torrentes de fuego, son importantes.

Los Basíliscos poseen solo un ojo sin párpado en el medio de la frente. Las leyendas dicen que el basílisco nace de algunos huevos de gallina que carecen de yema, o cuando se trata de gallinas muy viejas o gallos colorados. De éstos huevos, nace un gusano color rojo que busca guarida debajo de una casa y se esconde hasta transformarse en basílico.
Si alguien mirara al basílisco directamente a su único ojo, podría quedar instantáneamente ciego o incluso morir. Temido en los bosques porque su presencia puede marchitar las plantas.
Sólo puede exterminarse un basílico si se coloca frente a él un espejo: de esa manera, se eliminará a sí mismo.
Volver arriba Ir abajo
 
Elementales, Algunos Elementales
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LOS ELEMENTALES DE LA NATURALEZA
» Elementales
» ¿Por qué algunos terremotos causan tsunamis cuando otros no lo hacen?
» Oracion a la naturaleza elemental
» ALGUNOS CHISTES

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
::: La Esencia del Enigma ::: :: Esoterismo :: Criaturas Míticas,Espirituales,etc...-
Cambiar a: