::: La Esencia del Enigma :::
La Esencia del Enigma
Hola, welcome Visitante!

Te invitamos a que formes parte de esta comunidad.
Siendo miembro tienes la posibilidad de:
- Acceder a informacion restringida.
- Abrir temas y participar de los debates.
- Realizar preguntas a los miembros.
- Descargar material en formato Pdf y Doc.
Entre muchas otras posibilidades
Solo debes hacer clic en "Registrarse" y rellenar los datos.

Anímate, Te Esperamos!!

::: La Esencia del Enigma :::

Habilidades Psíquicas y lo Paranormal
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Estamos en:
Canal La Esencia del Enigma

Vota por Nosotros

Votación en Hispatop.com

Comparte | 
 

 Satanismo, Declaraciones, Ética Satanica, Nombres Infernales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
osihlo
Mago Aprendiz
Mago Aprendiz
avatar

Mensajes : 70

MensajeTema: Satanismo, Declaraciones, Ética Satanica, Nombres Infernales   Sáb Dic 13, 2014 11:49 pm





Las 9 Declaraciones Satanicas


LAS NUEVE
DECLARACIONES
SATÁNICAS




1. ¡Satán representa complacencia, en lugar de
abstinencia!




2. ¡Satán representa la existencia vital, en lugar de
sueños espirituales!




3. ¡Satán representa la sabiduría perfecta, en lugar
del auto engaño hipócrita!




4. ¡Satán representa amabilidad hacia quienes la
merecen, en lugar del amor malgastado en
ingratos!




5. ¡Satán representa la venganza, en lugar de ofrecer
la otra mejilla!




6. ¡Satán representa responsabilidad para el
responsable, en lugar de preocuparse por
vampiros psíquicos!




7. ¡Satán representa al hombre como otro animal,
algunas veces mejor, la mayoría de las veces peor
que aquellos que caminan en cuarto patas, el
cual, por causa de su "divino desarrollo
intelectual" se ha convertido en el animal más
vicioso de todos!




8. ¡Satán representa todos los llamados "pecados",
mientras lleven a la gratificación física, mental o
emocional!




9. ¡Satán ha sido el mejor amigo que la Iglesia
siempre ha tenido, ya que la ha mantenido en el


negocio todos estos años!






¿Quien es Dios?


El que un Satanista no cree en Dios es un
concepto popular bastante erróneo. El concepto
de “Dios”, tal como es interpretado por el hombre, ha
sido tan variado a través de todas las épocas, que el
Satanista simplemente aceptar la definición que mejor
se ajuste a sus necesidades. El hombre siempre ha
creado sus dioses, en vez de sus dioses haberlo creado
a él. Para unos, Dios es benévolo; para otros, resulta
aterrador. Para el Satanista, “Dios” —por cualquier
nombre que se le llame, o bien por ningún nombre en
absoluto— es visto como el factor de equilibrio en la
Naturaleza, y no como un ser al que le preocupe el
sufrimiento. Esta poderosa fuerza que permea y
equilibra el universo es demasiado impersonal para
preocuparse por la felicidad o la miseria de las
criaturas de carne y hueso de esta bola de @@CENSURADO@@
sobre la cual vivimos.



Cualquiera que piense en Satán como malo
debería tener en cuenta todos los hombres, mujeres,
niños y animales que han muerto porque ello era
“Voluntad de Dios”. Con toda seguridad, una persona
que lamente la pérdida inoportuna de un ser querido
¡preferiría mil veces tenerla otra vez junto a sí que en
las manos de Dios! En cambio, son consolados
melosamente por el clérigo de turno que dice “Fue la
voluntad de Dios, hija mía”; o “Ahora descansa en las

manos de Dios, hijo mío”. Tales frases han sido una manera conveniente que los religiosos han utilizado para justificar o excusar la impiedad de Dios. 
Pero si Dios está al mando y es tan benévolo como se supone
que es, ¿por qué permite que pasen estas cosas?
Durante mucho tiempo los religiosos se han
abalanzado sobre sus biblias y reglamentos para
probar o refutar, justificar, condenar o interpretar.
El Satanista se da cuenta que el hombre, y la
acción y reacción del Universo, son responsables de
todo lo que ocurre, y no se engaña creyendo que a
alguien le importa. ¡Ya no nos quedaremos sentados y
aceptaremos el “destino” sin hacer algo al respecto,
sólo porque así lo dice en el Capítulo tal y cual,
Salmo así y asá, y baste con eso! El Satanista sabe
que el rezar no ayudará mucho —de hecho,
disminuye las posibilidades de éxito, ya que lo que
suelen hacer las personas devotas es sentarse
complacidamente y rezar por una situación que, si
hicieran algo, la resolverían mucho más rápido!
El Satanista rehuye términos como “esperanza” y
“oración” ya que son indicio de aprehensión. Si
esperamos y rezamos para que suceda algo, no
actuaremos en una forma positiva para hacer que
suceda! El Satanista, dándose cuenta que cualquier
cosa que consiga es gracias a sus propios actos, toma
control de la situación en lugar de rezarle a Dios para
que ello suceda. El pensamiento positivo y la acción
positiva añaden los resultados.



Así como el Satanista no reza para pedir la ayuda
de Dios, tampoco le reza para que lo perdone por sus
propios errores. En otras religiones, cuando uno hace
mal, va y se le reza a Dios, o se confiesa a un
intermediario y le pide que ore a Dios para que le
perdone por sus pecados. El Satanista sabe que si la
oración es de ningún provecho, el confesarse ante otro
ser humano como él mismo, es menos provechoso —y
es por demás, degradante.

Cuando un Satanista comete un error, se da cuenta
que cometer errores es algo natural —y si se siente
mal por lo que ha hecho, aprenderá de ello y se
cuidará de no hacer lo mismo de nuevo. Si no se
siente mal por lo que ha hecho, y sabe que hará lo
mismo una y otra vez, no tiene por que ir a
confesarse, mucho menos pedir perdón. Pero esto es
exactamente lo que sucede. La gente confiesa sus
pecados para que puedan limpiar sus conciencias —y
tener la libertad de seguir pecando una y otra vez,
casi siempre cometiendo el mismo pecado.







Los Siete Pecados Capitales


LOS siete pecados capitales de la Iglesia Cristiana
son: codicia, orgullo, envidia, ira, gula, lujuria y
pereza. El Satanismo recomienda complacerse en
cada uno de estos “pecados”, puesto que todos ellos
conducen a la satisfacción física, mental o emocional.




Un Satanista sabe que no tiene nada de reprobable
el ser codicioso, ya que ello no significa otra cosa que
desear más de lo que ya tiene. La envidia representa
considerar favorablemente lo que los otros poseen y
aspirar a tener las mismas cosas por uno mismo. La
envidia y la codicia son las fuerzas que motivan la
ambición —y sin ambición, se lograría bien poco
verdaderamente importante.




La gula es simplemente comer más de lo que
necesitas para mantenerte vivo. Cuando has comido
en exceso hasta el punto de la obesidad, otro pecado
—e1 orgullo— te motivará a recobrar un aspecto que
renovará el respeto hacia ti mismo.




Todo aquel que compra una prenda de vestir con
otro objeto que no sea el de cubrir su cuerpo y el de
protegerse de los elementos naturales, se hace
culpable de orgullo. Con frecuencia, los satanistas
encuentran espíritus «progresistas» que sostienen que
las etiquetas no son necesarias. A esos detractores de
las etiquetas es preciso señalarles que una o varias de
las prendas que ellos mismos llevan no son
indispensables para mantenerlos abrigados. En esta
Tierra no hay una sola persona que renuncie al omato.
 
El Satanista señala que todo el omato que se
advierta en la persona de esos espíritus «progresistas»
viene a demostrar que también ellos son culpables de
orgullo. Por muy verbosos que esos cínicos sean en
su descripción intelectual de lo muy libres que son, lo
cierto es que siguen luciendo los elementos del
orgullo.




El mostrarse reacio a levantarse por la mañana es
ser culpable de pereza, y si permaneces bastante
tiempo en la cama, puedes encontrarte cometiendo un
nuevo pecado —lujuria. Sentir la más leve agitación
del deseo sexual es incurrir en el pecado de la lujuria.
Para poder asegurar la propagación de la especie, la
naturaleza ha hecho de la lujuria el segundo instinto
más poderoso; siendo el primero el instinto de
conservación. Dándose cuenta de esto, la Iglesia
Cristiana hizo de la fornicación el "Pecado Original".
De esta manera, se aseguraron de que nadie escaparía
del pecado, Tu propia existencia es consecuencia del
pecado ¡el Pecado Original!
El instinto más fuerte en todos los seres vivos es el
instinto de conservación, lo cual nos lleva al último de
los siete pecados mortales —la ira. ¿No es nuestro
instinto de conservación el que entra en juego cuando
alguien nos perjudica, cuando nos encolerizamos lo
suficiente para protegemos de ataques ulteriores? Un
Satanista practica el lema: “¡Si un hombre te
abofetea en la mejilla, rómpele la otra!”. Que ningún
ultraje quede sin castigar, Sé como un león en el


combate. ¡Sé peligroso incluso en la derrota!






Regla De ORO


El Satanismo defiende la práctica de una forma
modificada de la Regla de Oro. Nuestra
interpretación de esta regla es: “trata a los demás
como los demás te traten”; porque si tu “haces a los
demás lo que te gustaría que te hicieran”, y ellos, a su
vez, te tratan mal, va contra la naturaleza humana
seguir tratándolos con consideración. Deberías tratar
a los demás como te gustaría que te tratasen, pero si
tu cortesía no es correspondida, deberían ser tratados


con la furia que se merecen.






AMOR Y ODIO


EL Satanismo representa amabilidad con aquellos
que se la merecen en lugar de amor desperdiciado
en ingratos.




No puedes amar a todo el mundo; es ridículo
pensar que puedes. Si amas a todo y a todos perderás
tus poderes naturales de selección y acabarás siendo
un pésimo juez de carácter y de calidad. Si algo es
usado con demasiada libertad pierde su verdadera
importancia. Por lo tanto, el Satanista cree que debes
amar fuertemente y por completo a quienes merecen
tu cariño, pero ¡nunca des la otra mejilla a tu
enemigo!




El amor es una de las emociones más intensas
sentidas por el hombre; otra es el odio. Obligándote a
sentir amor indiscriminado es algo poco natural. Si
tratas de amar a todo el mundo, lo único que
consigues es disminuir tus sentimientos hacia quienes
merecen tu amor. El odio reprimido puede causar
muchas enfermedades físicos y emocionales. Al
aprender cómo descargar tu odio y dirigirlo a quienes
se lo merecen, te limpias a ti mismo de todas ésas
emociones malignas y no necesitarás descargar tu
odio reprimido sobre tus seres queridos.




Nunca ha existido un gran movimiento de "amor"
en la historia de la humanidad que no haya terminado
asesinando un incontable número de personas —
¡debemos suponer que era para demostrar cuánto las
amaban! ¡Todo hipócrita que ha caminado sobre la
faz de la Tierra ha tenido sus bolsillos rebosantes de
amor!




Todo religioso farisaico asegura amar a sus
enemigos; aún cuando es atacado se consuela a sí mismo pensando “Dios los castigará”. En lugar de
admitir que son capaces de odiar a sus enemigos y
tratarlos de la forma que se merecen, dicen: “Bueno,
pero por la gracia de Dios, voy a rezar por ellos”.
¿Por que habríamos de humillarnos y rebajarnos a
nosotros mismos al sacar una comparación tan
incorrecta?




Se ha pensado que el Satanismo es sinónimo de
crueldad y brutalidad. Esto se debe únicamente a que
la gente tiene miedo de enfrentar la verdad —y la
verdad es que el ser humano no es tan benigno ni
amoroso. Sólo porque el Satanista admite que el ser
humano es capaz tanto de amar como lo es de odiar,
es considerado odioso. Al contrario, como es capaz de
dar rienda suelta a su odio a través de una expresión
ritualizada, es mucho más capaz de amar —con el
más profundo amor. Al reconocer y admitir
honestamente tanto el amor como el odio que siente,
no confundirá una emoción con la otra. Si no eres
capaz de experimentar una de éstas dos emociones,


no podrás experimentar la otra completamente.







COMPLACENCIA... NO COMPULSIÓN


¡EL PUNTO MAS ALTO DEL DESARROLLO HUMANO ES LA
CONSCIENCIA DE LA CARNE!




EL Satanismo alienta a sus seguidores a darse
gusto en sus instintos naturales. Sólo así puedes
ser una persona completamente satisfecha sin
frustraciones que puedan ser perjudiciales para ti y
para las personas a tu alrededor. Por lo tanto, la
descripción más simplificada de la creencia Satanista
es:




COMPLACENCIA EN LUGAR DE ABSTINENCIA




La gente suele confundir la compulsión con la
complacencia, pero entre las dos hay una diferencia
enorme. Una compulsión nunca es creada por el
complacerse, sino por no ser capaz de hacerlo. El
hacer de algo un tabú, solo sirve para intensificar el
deseo. A todo el mundo le gusta hacer cosas que se le
dice que no hagan. "Las frutas prohibidas son las más
dulces".




El Diccionario Enciclopédico Webster’s define la
complacencia de la siguiente manera: "Entregarse, no
abstenerse u oponerse, dar rienda suelta; gratificarse
condescendientemente, ceder." La definición de
compulsión es "El acto de obligar o dirigir por la
fuerza, física o moral, constreñimiento de la voluntad
(por obligación)". En otras palabras, la indulgencia
implica elección, mientras que la compulsión indica
una carencia de capacidad de elección.


Cuando una persona no satisface sus deseos de
manera apropiada, comienza rápidamente a
desarrollar compulsiones y a volverse compulsivo. Si
todo el mundo tuviese un momento y lugar con el
único propósito de darse gusto y complacerse
periódicamente en sus placeres personales, sin temor
al reproche o a avergonzarse por ello, estarían lo
suficientemente libres de llevar vidas sin tipo alguno
de frustración en el mundo cotidiano. Serían libres de
zambullirse por completo en cualquier empresa que
elijan, en lugar de hacer sus deberes a medias, sus
necesidades creativas frustradas por negarse a sí
mismos sus deseos naturales. En la mayoría de los
casos, esto se aplicaría, pero siempre habrán quienes
trabajen mejor bajo presión.




Generalmente, quienes necesitan soportar algo de
dificultad para producir al máximo casi siempre
tienen vocaciones artísticas. (Más adelante
hablaremos de la satisfacción a través de la
autonegación.) Esto no quiere implica todos los
artistas encajen en esta categoría. Al contrario;
muchos artistas son incapaces de producir a menos
que hayan sido satisfechas sus necesidades animales
básicas.




La mayoría de las veces, no es el artista o el
individualista, sino los hombres y mujeres comunes
de clase media, quienes carecen de medios para
expresar sus deseos de manera adecuada. Es irónico
que la persona responsable y respetable —la que
paga las cuentas de la sociedad— sea quien menos
recibe a cambio. Es él quien debe ser consciente de
sus “obligaciones morales”, y a quien se le condena
por complacerse en sus deseos naturales.
La religión Satánica considera esto una gran
injusticia. Aquel que cumple con sus
responsabilidades debería ser quien tenga mayor
derecho a disfrutar de los placeres de su elección, sin
censura de la sociedad a la que sirve.


Al fin se ha formado una religión (Satanismo) que
encomia y recompensa a quienes apoyan la sociedad
en la que viven, en lugar de denunciarlos por sus


necesidades humanas.


LOS CUATRO PRÍNCIPES DE LA
CORONA DEL INFIERNO
SATÁN.(Hebreo) adversario, opositor, acusador,
Señor del Fuego, el infierno, el sur






LUCIFER.(Romano) portador de luz, iluminación, el
aire, estrella matutina, el este






BELIAL.(Hebreo) sin amo, sustento de la tierra,
independencia, el norte



LEVIATÁN.(Hebreo) la serpiente que emerge de las
profunidades, el mar, el oeste




 
LOS NOMBRES INFERNALES
Abadón.-(Hebreo) el destructor
Adramelec.-diablo de Samaria
Ahpuch.-diablo Maya
Arimán.-diablo Mazdeo
Amón.-dios egipcio con cabeza de símbolo de la
vida y la reproducción
Apolión.-sinónimo Griego para Satán, el
archienemigo
Asmodeo.-diablo Hebreo de la sensualidad y la
lujuria, llamado originalmente "criatura del
juicio".
Astarot.-diosa fenicia de la lascivia, equivalente a la
babilónica Ishtar
Azazel.-(Hebreo) Le enseñó al hombre a fabricar
armas de guerra, introdujo los cosméticos.
 
Baalberith.-Dios Cananita de la alianza, convertido
después en diablo
Balaam.-diablo Hebreo de la avaricia y la codicia
Bafomet (Baphomet)-.adorado por los Templarios
como un símbolo de Satán
Bast.-Diosa Egipcia del placer, representada por el
gato
Belcebú (Beelzebub).-(Hebreo) Señor de las
Moscas, simbolizado por el escarabajo
Behemot.-personificación Hebrea de Satán en la
forma de un elefante
Beherit.-nombre Sirio para Satán
Bile‘.-dios Celta del Infierno
Chemosh.-dios nacional de los Moabitas, fue
transformado en diablo.
Cimeries.-cabalga un caballo negro y gobierna
África
Coyote.-diablo de los Indios de Norteamérica
Dagón.-diablo vengador del mar; filisteo
Damballa.-dios serpiente vudú
Demogorgon.-nombre Griego para el diablo, se dice
que no debería ser conocido para los humanos.
Diabolus.-(Griego) "el que fluye hacia abajo"
Drácula.-Palabra Rumana para "diablo"
Emma-O.dios Japonés del Infierno
Eurinomio (Euronymous).-príncipe Griego de la
muerte.
Fenriz.-hijo de Loki, representado como un lobo
Gorgo.-diminutivo de Demogorgon, nombre Griego
para el diablo
Haborym.-sinónimo Hebreo para Satán
Hécate.-diosa Griega del submundo y la brujería
Ishtar.-diosa Babilonia de la fertilidad
Kali.-(Hindú) hija de Shiva, suma sacerdotisa de los
thugs
Lilit (Liluth).-diabla Hebrea, la primera esposa de
Adán, quien le enseñó
 
Loki.-diablo teutónico
Mammón.-dios Arameo de la riqueza y la
prosperidad
Mania.-diosa Etrusca del Infierno
Mantus.-dios Etrusco del Infierno
Marduk.-dios de la ciudad de Babilonia
Mastema.-sinónimo Hebreo para Satán
Melek Taus.-diablo Yezidi
Mefistófeles.-(Griego) "el que esconde la luz",
conocido por el "Fausto" de Goethe, Marlow y
Mann
Metztli.-Diosa Azteca de la noche
Mictian.-dios Azteca de la muerte
Midgard.-hijo de Loki, representado como una
serpiente
Milcom.-diablo Amonita
Moloc.-diablo Fenicio y Cananita
Mormo.-(Griego) Rey de los espíritus antropófagos,
consorte de Hécate
Naamá (Naamah)- .demonio femenino Hebreo de la
seducción
Nergal.-dios babilónico del Hades
Nihasa.-diablo de los Indios de Norteamérica
Nija.-dios polaco del submundo
O-Yama.-nombre Japonés para Satán
Pan.-dios Griego del deseo
Plutón.-dios Griego del inframundo
Proserpina.-reina Griega del inframundo
Pwcca.-nombre galés para Satán
Rimón.-diablo Sirio adorado en Damasco
Sabazios.-de origen Frigio, identificado con
Dionisio, culto de la serpiente
Saitan.-equivalente enoquiano de Satán
Samael.-(Hebreo) "el veneno de Dios"
Samnu-.diablo del Asia Central
Sedit.-diablo de los Indios de Norteamérica
Sekhmet.-diosa egipcia de la venganza
 
Set.-diablo Egipcio
Shaitan.-nombre Arábigo para Satán
Shiva.-(Hindú) el destructor
Supay.-dios Inca del inframundo
T’an-mo-.contraparte China del diablo, deseo
desenfrenado
Tchort.-nombre ruso para Satán, "el dios negro"
Tezcatlipoca.-dios Azteca del Infierno
Tammuz.-dios Sumerio que fue luego demonizado
Toth.dios -Egipcio de la magia
Tunrida.-diabla Escandinava
Tifón (Typhon).-personificación Griega de Satán
Yaotzin.dios -Azteca del Infierno

Yen-to-wang.-dios Chino del Infierno
Volver arriba Ir abajo
 
Satanismo, Declaraciones, Ética Satanica, Nombres Infernales
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Argentina tendrá una nueva oligarquía democrática pero ostentosa...
» La mítica Tebas emerge entre los escombros de los pobres
» La poliorcética en el mundo antiguo
» Libro "Fundamentos de Robótica" de Barrientos.
» Nombres egipcios

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
::: La Esencia del Enigma ::: :: Esoterismo :: Oscuridad Esotérica-
Cambiar a: