::: La Esencia del Enigma :::
La Esencia del Enigma
Hola, welcome Visitante!

Te invitamos a que formes parte de esta comunidad.
Siendo miembro tienes la posibilidad de:
- Acceder a informacion restringida.
- Abrir temas y participar de los debates.
- Realizar preguntas a los miembros.
- Descargar material en formato Pdf y Doc.
Entre muchas otras posibilidades
Solo debes hacer clic en "Registrarse" y rellenar los datos.

Anímate, Te Esperamos!!

::: La Esencia del Enigma :::

Habilidades Psíquicas y lo Paranormal
 
ÍndicePortalFAQRegistrarseConectarse
Estamos en:
Canal La Esencia del Enigma

Vota por Nosotros

Votación en Hispatop.com

Comparte | 
 

 EL TANTRA DE LA MANO IZQUIERDA Y EL CULTO DE LA SERPIENTE DE FUEGO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
antonioPJ
Guia Espiritual
Guia Espiritual


Mensajes : 509
Localización : Badajoz (ESPAÑA)

MensajeTema: EL TANTRA DE LA MANO IZQUIERDA Y EL CULTO DE LA SERPIENTE DE FUEGO   Lun Abr 11, 2016 5:25 pm

EL TANTRA DE LA MANO IZQUIERDA Y EL CULTO DE LA SERPIENTE DE FUEGO

(por Kenneth Grant)



Webs de descarga del libro:
 


Que los sistemas orientales de Tantra estaban basados sobre los Cultos Draconianos o Tifonianos del antiguo Egipto puede ser demostrado por el depósito de muchos términos Egipcios en los textos de los Tantras, particularmente en los de la India. Por ejemplo, shakti, que significa ‘poder’ -el concepto central de los Tantras- era conocido en las primeras eras en Egipto como Sekht o Sekhmet, la consorte de los dioses. Ella representaba la fiereza del calor del sol en el Sur que tenía su análogo biológico en el calor sexual de la leona, un símbolo de origen Africano. Pasht, en Sánscrito, significa ‘animal’ y en los Tantras Pashu tiene una connotación específica que hace referencia a los modos de congreso bestiales, i.e. congreso sexual no santificado por la tradición ortodoxa. Pashu asimismo existía en Egipto como Pasht o Bast (1), la diosa felina que ‘paría’* y cuya progenie dio su nombre en eras posteriores a los bastardos que originalmente significaba niños nacidos sólo de la madre en aquellos tiempos en que el papel del hombre en el proceso de la procreación era desconocido, o cuando la paternidad individualizada no era reconocida.

* (catted: ha sido traducido como parir, por el contexto.)



En los Tantras las pasiones animales eran representadas por el pashu, i.e. aquel que estaba descalificado para el cumplimiento de los ritos Tántricos que comprendían el uso de las energías sexuales.

El Khart en Egipto era el dios Horus en forma de niño (Hoor-paar-Kraat); él reaparece en el Panteón Hindú siglos después como Kartikeya, el hijo del dios solar. El dios On en Egipto era el Sol, y el nombre fue perpetuado en la religión Védica como Ong u Om, la vibración primordial del espíritu creativo.

Otro ejemplo notable es el nombre de la diosa Sesheta que representaba el periodo femenino; en el Hinduísmo, Sesha es la serpiente con mil cabezas; es también un nombre en los Tantras para la vibración lunar o ‘serpiente de la oscuridad’ que se manifiesta periódicamente en las mujeres. Tales ejemplos del origen Egipcio de los conceptos Tántricos podría ser multiplicado casi indefinidamente.

Los cultos Ofidianos de África fueron purgados de sus acreciones tribales y eventuales durante su fusión con la Tradición Draconiana de Egipto. Pero es en la División Kaula del Vama Marg (2), o Sendero de la Mano Izquierda que la más perfecta forma de esta tradición se perpetuó en la India y en el Lejano Oriente. De esta división la recensión Chandrakala (3) o del ‘Rayo Lunar’ retuvo algunas de las características originales de los cultos Ofidianos.



La aplicación al cuerpo humano de los procesos Ofidianos eran revelados en tres grados principales, en los que los secretos de la magia(k) sexual eran demostrados con el uso de suvasinis o ‘mujeres de dulce fragancia’ que representaban a la diosa primordial y que formaban el Círculo Kaula (4)

La habilidad de funcionar en los planos internos o astrales, y de viajar libremente por los reinos de la luz o espacio interior, derivaban de una purificación especial y de un almacenaje de la fuerza vital. Esta fuerza en su forma más densa es idéntica a la energía sexual. Para transformar la energía sexual en energía mágica (ojas), la durmiente Serpiente de Fuego localizada en la base de la espina dorsal es despertada. Ella entonces purga la vitalidad de toda la escoria por la virtud purificadora de su calor intenso. Así la función del semen -en los Tantras- es el de desarrollar el cuerpo de luz (5), el cuerpo interior del hombre. Como el fluido vital se acumula en los testículos, este es consumido por el calor de la Serpiente de Fuego, y los vapores o ‘perfumes’ de este semen fundido van a fortalecer el cuerpo interior.

La adoración de shakti significa en realidad el ejercicio de la Serpiente de Fuego que no sólo robustece el cuerpo de luz sino que también quema gradualmente todas las impurezas en el cuerpo físico y lo rejuvenece; los procesos vitales, sin control, depositan cantidades de ceniza o materia de desecho en el sistema. Esto es gobernado por la Serpiente de Fuego desde su sede en la glándula coxígea (próstata): la región excretoria aludida en algunos Tantras como los pies de shakti (6). Los efluvios de esta región cuando son invertidos, tienen el poder de no sólo reforzar el cuerpo de luz sino que también crean nuevos mundos, nuevas dimensiones en las que el Adepto puede funcionar tan fácilmente como en el plano mundano. En el no-iniciado la materia residual, no siendo purgada y reciclada por el calor de la Serpiente de Fuego, permanece como producto final del catabolismo y forma semen, orina, heces y -en las mujeres- fluido menstrual.

El Fuego escapa al exterior en la persona ordinaria hacia estas sustancias que aunque sólo sea por el hecho de que están impregnadas incluso sólo con una chispa de este Fuego son útiles ayudantes en el trabajo mágico. Su abuso, como en la brujería de las últimas eras, -cuando fueron malentendidas e inapropiadamente aplicadas- explican las monstruosas anormalidades de los Cultos pseudo-Brujeriles y sus sabbaths demoníacos.



Cuando las esencias sutiles, las ‘flores’ de estas sustancias son retiradas y guardadas dentro del organismo humano, dirigen su Fuego dentro y crean los cuerpos mágicos que se usan en los rituales del Círculo Kaula. Los Iniciados tienen métodos para evitar el depósito de semen en los testículos, y la orina tiene propiedades curativas además de ser un estimulante; los Tantras dan instrucciones para su uso en el rejuvenecimiento del cuerpo físico. Sin embargo es mucho más importante su valor como agente bisexualizador el cual si es ingerido en ciertos momentos del mes, crea una condición en la que el iniciado llega a convertirse en andrógino y en el que no teme. Las heces incineradas (i.e. quemadas hasta cenizas) también se usan en los rituales tántricos, y los Siddhas (7) se refieren frecuentemente al dios Shiva tiznado con cenizas. Detrás de este símbolo, repulsivo como pueda aparecer a los no orientales o más correctamente a los no iniciados, yace el gran misterio del rejuvenecimiento físico y astral, y la creación de nuevos mundos.

Cuando la mujer escogida para el chakra puja ( 8 ) es adorada como la Diosa, el polvo -o cenizas- son derramadas a sus pies y recogidas en un cáliz de vino especialmente consagrado que es entonces apurado por los Adeptos del Círculo Kaula. Aleister Crowley, en el Liber VII, volvía a mencionar el origen Egipcio de este Rito de los Panchatattvas (9) o de los Cinco Principios:

Yo conozco aquel horrible sonido del goce primordial; ¡sigamos sobre las alas del viento incluso hasta la sagrada casa de Hathor; ofrezcamos las cinco joyas de la vaca sobre su altar! (III, 37).

Las cinco joyas de la ‘vaca’ (10) son los cinco makaras (11). El Siddha Tamil, Nampi Arurar, hace mención frecuentemente a la Diosa Suprema cuyos ‘pies son suaves y delicados como los tiernos retoños de las hojas; hermosa, como el algodón blando. . . Sus suaves pies son pintados de rojo con algodón teñido’ (12).

La palabra ‘vaca’ (‘go’ en Sánscrito) es un eufemismo de la hembra humana y el rito secreto de iniciación en donde su maya (13) es consumida, es conocido como el Gomaya Diksha (14). La cerda es también usada como un símbolo afín, ya que el cerdo es el único animal conocido que come excrementos humanos; fue adoptado por los antiguos como una representación totémica de esta Iniciación. El excremento, en este contexto, considerado como femenino, no se refiere al excremento intestinal sino a las emanaciones conectadas con el fenómeno de la menstruación. Este es otro caso de herencia directa proveniente de la Tradición Draconiana puesto que la imagen del cerdo era el vehículo de Khonsu cuya imagen aparecía -junto con la del cerdo- en el orbe de la luna llena, mostrando así la antiquísima conexión entre Khonsu (15) y la corriente lunar manifestándose el 15avo día, el día de la luna llena.

La zona de poder del conus medullaris (16) puede ser abierta por el uso de estos gomaya kalas. El Varaha (la encarnación como cerdo o jabalí de Vishnú), también oculta este simbolismo del Gomaya Diksha, y la Abadesa Sagrada de las Lamaserías del Tibet era -hasta hace poco- conocida por el nombre de Dorje Phagmo que significa ‘cerda eterna o adamantina’. 

El ejercicio de la Serpiente de Fuego en su manifestación física en una fase temprana del Rito se dice que se asemeja a la contracción del esfínter anal en los caballos y vacas después de la expulsión del estiércol.

El ritmo del movimiento del esfínter practicado con intención mágica tiene un efecto similar al de la inducción eléctrica; genera una corriente de energía dentro del filum terminale (17). Así se impide que las sustancias internas abandonen el cuerpo y sus precipitados son elevados al sushumna nadi (18) y mezclados con el calor de la Serpiente de Fuego elevada. De aquí viene la exhortación Tántrica de ‘agarra a la Mujer Serpiente por la cola -despertad a la Durmiente!’, una referencia directa a la Serpiente de Fuego y a la mujer que es Su encarnación física para los propósitos de los ritos Kaulas.



El glifo astral de la sacerdotisa mágicamente consagrada es Escorpio. Cuando el ejercicio conocido como akunchanam (19) se ejecuta, las contracciones constantes del músculo del esfínter actúan como un ataque contra la Serpiente de Fuego que entonces se eleva hacia arriba y golpea con su ‘cola’ el conus medullaris. Akunchanam consigue para los Tántricos lo que el pranayama (20) para el Hatha Yogi. Como con el pranayama, el akunchanam no se ejercita mientras se come o bebe, o durante las ‘formas elevadas de cunnilinctus’ (21), i.e. la absorción de las kalas cargadas mágicamente de la Dhuti (22).




En las formas más secretas de este ritual, hasta dieciséis mujeres son utilizadas como ‘mensajeras’ o portadoras de los fluidos sagrados; dieciséis mujeres que son la culminación de la corriente lunar que alcanza su punto máximo el 15avo día. La Dhuti Principal representa a la Diosa Misma; la mensajera se convierte en oráculo en el clímax del rito. Algunas veces ella es capaz de conferir poderes mágicos (siddhis) a sus devotos, y otras veces les confiere trances profundos y estados de conciencia transformados como aquellos en los que el Adepto asume formas atavísticas y practica una fórmula de licantropía (23).

En los himnos de los Siddhas Tamil a la Diosa, la Serpiente es descrita como siendo inseparable de su agujero lo que significa que en esta particular forma del rito, la Serpiente de Fuego no abandona su base natural, el Muladharachakra, o cavidad en donde se expresa el Oráculo Ofidiano. En esta zona, los miembros del Círculo Kaula, logran el total cumplimiento de sus deseos en cualquier plano o dimensión en los que ellos decidan proyectar su voluntad. Esto recuerda al Sabbath de las Brujas que es una parodia del rito, aunque algunas autoridades mantienen que el genuino Culto Brujeril todavía sobrevive en Occidente, con prácticas apenas distinguibles de las asambleas brujeriles medievales.

Los textos religiosos Hindúes tales como el Chandogya y los Brihadaranyaka Upanishads señalan el uso de la mujer como un agente de la fertilidad, pero ellos no indican la naturaleza oculta del rito en donde -aunque usada sexualmente- forma el paso para fines completamente trans-sexuales. Los Agamas (24), los Tantras y Shastras del Sur de la India contienen referencias más específicas, y en el Shivayogapradipika (Cap.3, v.4), aparecen las siguientes e inequívocas declaraciones:

Adora, mi amado, el auspicioso emblema de Shiva (lingam) siempre dentro de tu propio corazón, con varios tipos de flores hechas de conceptos limitados e ilimitados; flores que son lotos multiformes y bellamente coloreados, consistentes en centros nerviosos tales como el Muladhara o el plexo básico, también aquellos de jazmines que resplandecen brillantemente en medio de ellos.



En el Tevaram se dice que las flores son cinco, como las cinco joyas de la vaca y los panchatattvas o cinco principios (makaras); ellos son ‘las cinco flechas floreadas del carcaj de Kama, el Dios del Deseo (25). Cuando Kama apunto sus flechas, Shiva (lingam) abrió su ojo (26) y ¡Kama fue quemado hasta convertirse en cenizas!, una referencia a la aniquilación del deseo y de la naturaleza trans-sexual del rito. El Sanatkumara Agama declara:

No deberías adorar meramente su apariencia (27); como son adoradas por el profano. El que la adora en los siete chakras es un seguidor de los Vedas, el después de la muerte se convertirá en un mukta (28).

Aquí de nuevo hay una clara referencia al hecho de que estas prácticas y sus resultados no están restringidos al plano material. El uso del vino es similarmente desaprobado si no es utilizado en un contexto ritual.

De los celebrantes Kaula se dice:

Se requiere del vino en cantidades moderadas para controlar las imágenes de sus mentes; y las mujeres sacan lo mejor de su naturaleza a la hora del sadhana (29).

Los comentadores del Gita quienes lo alinean con los Vedas, tampoco fueron ignorantes del Tripura Upanishad o reacios a tomar nota de las sugerencias dadas libremente en aquel celebrado shastra.

Innumerables textos sagrados y esculturas de los templos ocultan la genuina Corriente Ofidiana bajo el revestimiento de símbolos de juego erótico. Los orientales educados al modo occidental leen en ellos una caprichosa tendencia de sus antepasados que gustaban de los procesos de creación cósmica en vez de los del congreso sexual humano.

Esto es, por supuesto, una deducción errónea, el arco de flechas y el encantador apanga o las miradas oblicuas otorgadas por las doncellas bailarinas hacia los objetos de sus juguetonas atenciones, son temas recurrentes interpretados de una forma romántica; realmente ellos se refieren a los procesos fundamentales psico-sexuales del cuerpo humano en su relación con la Serpiente de Fuego.

Las ‘flores’ en forma de flecha de los sentidos serian introvertidas y este proceso fue simbolizado por los ojos mirando hacia arriba o mirada oblicua de las apsaras (30) que representaban a Kundalini. Sus encantos y bellezas indicaban ‘la gracia de la serenidad que es asequible mediante la reversión de los sentidos (31)’. En esta visión apanga el Pranava o Vibracion Creativa de OM es la ‘flor’ a ser usada. La naturaleza de esta ‘flor’ y su vibración creativa ha sido explicada (32); Las ‘flores’ son las vibraciones vaginales de la suvasini emitidas durante el ascenso de la Serpiente de Fuego en el cuerpo de la sacerdotisa. ‘Las cinco flechas de los sentidos en su nueva, (i.e. retrovertida) función, estimulan un flujo de néctar por todo el sistema (33), implicando las flores la fragancia que emana de la glándula prostática, las secreciones urinarias y genitales excepto el semen, la fragancia que es el instrumento en el despertar de la Serpiente de Fuego. El proceso es repetido en Liber VII (III, 24): ‘¡Ven! excita los vasos de la tierra: ellos destilarán un extraño vino’, esta región del vasa (próstata) está atribuida al elemento tierra.

Los Raja Yoguis interpretan el proceso de reversión en y a través del elemento del aire y usan -en vez del akunchanam de la Serpiente de Fuego- el pranayama del aliento. 

Los Kaulas o Tántricos Shaktas, mantienen sin embargo que por este método sólo se obtiene un pálido reflejo y que mientras que el Shakta realiza la Serpiente de Fuego real en la región de la tierra (34), el Yogui meramente lo realiza en la mente, en las formas vagas y etéricas del aire; él por tanto experimenta una ilusión o una imitación del logro completamente divorciado del plano físico. Para el Tántrico, por el contrario, akunchanam es el significado real de pranayama o control de la corriente vital. La retrocesión de la fuerza aplicada no sólo al aliento sino también al fuego mismo y es por lo que -en la imaginación poética y en las esculturas de los templos- la sacerdotisa luce su virginidad con los ojos vueltos hacia arriba en oblicuo (i.e. retrovertido) apanga. Apanga sólo ocurre cuando la Diosa está bañada con el flujo del amrita, el néctar emitido de las flores o sentidos invertidos, la fragancia y resplandor del Elixir de la Vida mismo.

Así como en el congreso sexual, los ojos de la mujer se vuelven hacia arriba en el momento del orgasmo, así en el tántrico coitus apanga sucede en la suvasini, y la adoradora es inflamada de bienaventuranza.



Las mujeres entrenadas para el trabajo en el Círculo Kaula son de una clase especial. Sus características se dan en el Hevajra Tantra (35). Ellas deberían ser jóvenes, sin hijos, bien desarrolladas y saludables. Ellas deberían ser naturalmente capaces de la retroversión sensual y de controlarse a si mismas en todas las fases del rito y de castigar las ofensas cometidas por los miembros masculinos del Circulo (36). Pero hay una característica física de primordial importancia para una sacerdotisa de los más elevados misterios; ella debería ser retromingente (37) *. Tal peculiaridad anatómica no es común ni siquiera en las mujeres Africanas y Orientales; en las mujeres Europeas es extremadamente raro. Se requiere esta predisposición física para los equivalentes Kaulas de los ritos de resurgimiento atavístico tales como la licantropía y los practicados en el Culto de la hiena espectral (38).



Diario de un brujo – Licantropia

http://www.diariodeunbrujo.com.ar/?tag=licantropia

https://www.facebook.com/LasoscurashuellasdeLilith/posts/254641078067395

'Licantropia' ... En el tantrismo corresponde al segundo chakra, 
Svadisthana, ubicado arriba de los genitales.


Según los Adeptos Kaula, la Serpiente de Fuego tiene una personalidad o complejo egoico, bastante diferenciada de sus componentes espirituales.



Notas:


1.- Cf. la palabra inglesa, bestia.

2.- Vama significa ‘mujer’. Ella era representada por la luna, lo inferior, lo más bajo, lo infernal como contraposición del éter, la cúspide, lo supernal; la izquierda como opuesta a la derecha. Marg significa ‘Vía’ o ‘Sendero’; de aquí que el término Vama Marg denota la Vía que comprende el uso de la mujer, la corriente lunar, los poderes infernales, etc.

3.- Chandra = Luna; Kala = Rayo, Esencia, Sendero, etc.

4.- i.e. el Circulo de la Kala Suprema (Mahakala): el Chandrakala o Rayo Lunar de la Diosa.

5.- El cuerpo astral.

6.- Ver Aleister Crowley & the Hidden God, Capítulo 10, nota 24.

7.- Los Siddhas son aquellos que han adquirido poderes mágicos o elevados estados de experiencia mística, dependiendo de la naturaleza de la cultura espiritual que ellos han adoptado.

8.- Chakra = Círculo; puja = adoración.

9.- Pancha = Cinco; Tattvas = Principios; algunas veces conocidos como los Cinco Makaras, Ma = la letra ‘m’, karas = palabras, así ‘las cinco palabras que empiezan con la letra ‘M’. Son descritas en su debido momento.

10.- La palabra ‘Go’, en Sánscrito, significa ‘vaca’, es usado como un eufemismo para ‘mujer’.

11.- Ver nota 9 (supra), también comentarios en la Pág.69, infra.

12.- La Religión y Filosofía del Tevaram (Madras, 1958), vol. II, Capitulo 3. 
Arurar dice en otra parte (vol. II, Capitulo 2) que este ‘polvo rojo’ es ‘especialmente preparado por las mujeres’.

13.- Maya, normalmente traducido como ‘ilusión’ también señala a las emanaciones o kalas, los encantos de la Diosa.

14.- Literalmente ‘iniciación de estiércol de vaca’.

15.- Ver comentarios en las páginas 53 y 54. Khonsu es el equivalente Egipcio del Guede del Voodoo. Khonsu, lit. ‘viajero del cielo nocturno’. 
Ver glosario, Aleister Crowley & the Hidden God, bajo la cabecera ‘Ankh-af-na-Khonsu’.

16.- i.e. en la región sacral del sushumna nadi.

17.- El hábitat natural de la Serpiente de Fuego, dependiente del Sushumna. 
Ver siguiente nota.

18.- El equivalente del sutil conducto de la columna espinal; el Pilar del Medio qabalístico del Árbol de la Vida.

19.- Control del esfínter.

20.- Control de la respiración.

21.- Una frase del iniciático y secreto Comentario Kaula en el Chandrakala del Vama Marg.

22.- La viviente y externamente presente encarnación de la Serpiente de Fuego.

23.- Ver Capítulo 10, infra, para una interesante fórmula de transformación licantrópica comprendiendo la invocación del lado inverso o reverso del Árbol de la Vida. (Ver también ‘Nightside of Eden’).

24.- Agama, lit. ‘aquello que ha descendido’. El equivalente en significación de la palabra Qabalah, ‘tradición recibida’.

25.- Las flores son simbólicas de las vibraciones vaginales que se emanan desde las zonas de poder de la sacerdotisa. Ellas son enumeradas como el loto, asoka, mango, jazmín y lila azul.

26.- Ver observaciones sobre el simbolismo del ‘ojo’; Capitulo 1.

27.- La mujer real usada en el rito. 

28.- Trans. Pandit K. Chakravarti. Un mukta es alguien que se ha liberado de la necesidad de reencarnar.

29.- La cultura espiritual comprendiendo, normalmente, procedimientos técnicos o rituales.

30.- Doncellas celestiales.

31.- Esta doctrina de la reversión, con sus implicaciones sexuales, fue considerada malvada por aquellos que desconocían la mística del Sendero de la Mano Izquierda. Cf. La Doctrina Secreta (vol. II): ‘Satán representa metafísicamente el reverso o la oposición polar de todas las cosas en la naturaleza.’ La retroversión es la fórmula de Set. Esto explica la observación de Crowley en su Magical Record, vol. 1, p.248: ‘Yo reconozco en la magia(k) como concerniendo al reverso de cualquier orden existente’. Cf. La concepción de Frater Achad de la inversión Qabalística que produjo la ‘clave’ del Libro de la Ley. Ver Capítulo 8, infra.

32.- P.69, nota 25.

33.- Comentario Kaula.

34.- i.e. materializado a través de la mujer.

35.- Ver Aleister Crowley & the Hidden God, Capítulo 11.

36.- Cf. versión de Austin Spare del Sabath de las Brujas dado en parte en The Magical Revival, Capítulo 11.

37.- i.e. anatómicamente adaptada al congreso sexual dorsal.

38.- Este Culto esta todavía activo en ciertas partes de África. Su misticismo está basado sobre peculiares usos de la Corriente Ofidiana tales como los descritos en Nightside of Eden por Kenneth Grant.



Círculo Kaula | Gnosis Primordial

http://www.gnosisprimordial.com/?tag=kenneth-grant

http://www.gnosisprimordial.com/?tag=circulo-kaula

Ir al cap. 23: http://es.scribd.com/doc/55764691/29/CAPITULO-VEINTISEIS-TANTRISMO-NEGRO




Kenneth Grant
Volver arriba Ir abajo
http://lacuartadimension.foroactivo.com/
 
EL TANTRA DE LA MANO IZQUIERDA Y EL CULTO DE LA SERPIENTE DE FUEGO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» EL TANTRA DE LA MANO IZQUIERDA Y EL CULTO DE LA SERPIENTE DE FUEGO
» Supuestas crisis parciales .....por favor necesito consejo.
» siento escalofrios
» sobre el sendero de la mano izquierda
» Diario de un acneico

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
::: La Esencia del Enigma ::: :: Mensajes del Alma :: Lecturas de Enriquecimiento Interno-
Cambiar a: